jueves, 31 de julio de 2008

SADEL, Alfredo (1930-1989)


Historiadores, sociólogos, politólogos y otros científicos sociales hablan de la “desmemoria” del pueblo venezolano, pero poco se hace para aminorarla y cuando se asume la tarea se concentra en la historia patria. En el olvidó quedan aquellos personajes que han aportado desde sus actividades en las artes, la cultura o la ciencia. En ese contexto se ubica la trayectoria del personaje que hoy traigo a cuento. Para ello debemos hacer memoria, unos ochenta años atrás.

La Venezuela de finales de la década de los veinte y comienzo de la sig
uiente está preñada de acontecimientos de diversas índoles. Se cuentan, entre otros, el recuerdo de los sucesos de la Semana del Estudiante del año 28, los del Falke en la Cumaná del 29, las publicaciones de venezolanos en Europa, como Rómulo Gallegos en Barcelona (Doña Bárbara) y Arturo Uslar Pietri en París (Las lanzas coloradas), el Centenario de la Muerte del Libertador en el 30, la inauguración del Hotel Majestic, la instalación de Broadcasting Caracas, la creación del Orfeón Lamas y la fundación de la Orquesta Sinfónica Venezuela en el 29 y 30, respectivamente.

En esos días, específicamente el 22 de febrero de 1930, viene al mundo en la
parroquia San Juan de Caracas, un niño que con el tiempo se convertiría en un importante tenor de reconocida fama mundial; que supo ir del canto popular al lírico, razón por la cual fue llamado el «tenor favorito de Venezuela».

El Instituto Sa
n Pablo, las escuelas “19 de abril”, “Ángel Rivas Baldín” y “Enrique Delgado Palacios” vieron la formación inicial del joven Alfredo Sánchez Luna, su nombre de bautismo. Es en ese mundo estudiantil donde entró en contacto con sus primeras experiencias artísticas, orientado por el padre Sadi, quien lo acercó a los estudios teatrales, el canto, el solfeo y la apreciación musical. Con el tiempo, Norteamérica, Milán, Viena y Salzburgo también serían testigos de su perfeccionamiento profesional.
No obstante, en esos primeros días, su acercamiento con el arte también incluyó actividades como dibujante y calígrafo, gracias a lo cual trabajó como ayudante de dibujo publicitario de los maestros Jesús Soto y Carlos Cruz Diez, así como caricaturista del diario La Esfera.

En los días del “Trienio” deb
utó como cantante en Radio Caracas en algunos programas de canto en vivo. Al año siguiente, participó en el programa «Caravana Camel» que transmitía Radiodifusora Venezuela, junto a Magdalena Sánchez y Alci Sánchez. Desde entonces fue cuando se cambió el apellido por uno que él consideraba más comercial: Sadel, resultado de una combinación del apellido Sánchez con Gardel, artista del cual era admirador.
Las presentaciones en Radiodifusora facilitaron ese mismo año las del Teatro Nacional, el Teatro del Pueblo y Radio Tropical, así como la de la inauguración del Edificio Ondas del Lago (Maracaibo) y Radio Valera (Trujillo). Lo mismo puede decirse de sus incursiones en el cine a través de las películas Misión atómica de Bolívar Films o Flor de Campo.

En 1948 grabó el pasodoble Diamante Negro, disco que vendió 20 mil copias y que le permitió granjearse una gran popularidad, la cual se acrecentó al año siguiente, con los boleros Son dos palabras de Carlos Cruz Diez y Desesperanza de María Luisa Escobar, entre otros; esta última pieza declar
ada entonces canción nacional.

Cuando llegó a los Estados Unidos en 1952, para realizar varias presentaciones en el Teatro Jefferson y el Château Madrid, era un artista admirado por la sociedad venez
olana de entonces, condición que imitaría pronto el público estadounidense, pues al año siguiente se presentó en el segundo de esos escenarios durante 13 semanas seguidas, estableciendo un récord. Ya no se puede ocultar su aceptación por el público. En esta oportunidad debutó igualmente en la televisión de ese país en el programa «Colgate Comedy Hour» y es contratado por el sello disquero RCA Víctor, con el cual grabaría Mi canción. La prensa estadounidense comienza a considerarlo el artista latino más popular de su televisión.
Mientras en Venezuela corría el tiempo del “Nuevo Ideal Nacional”, Sadel, entre 1954 y 1957, intensificó sus presentaciones con giras en Estados Unidos, Puerto Rico, Cuba y Venezuela. Un ejemplo de esto último son las actuaciones en el Nuevo Circo de Caracas y su intervención en la apertura del Salón Naiguatá del hotel Tamanaco.

En estos años participó en el cine mexicano en Tú y la mentira, y El ratón.
Además de la grabación de varios discos, promovió en 1947 la fundación de la Asociación Venezolana de Artistas de la Escena (Avede). Para entonces, ya Alfredo se había convertido en un ídolo Latinoamericano.

En 1958 es cont
ratado por la Metro Goldwyn Meyer para sustituir al tenor Mario Lanza en Hollywood, pero el contrato no lo pudo cumplir por una demanda legal de Lanza. Se convertía así en el primer venezolano vinculado a la meca del cine. Nuevos escenarios se fueron sumando a su trayectoria: Ed Sullivan Show (CBS), Firestone Show (Nueva York), Radio Cadena Caracol (Medellín y Bogotá), Teatro Margot (México), televisora mexicana, televisora argentina (canal 13).

Su cambio en el e
stilo musical, de lo popular a lo lírico se produce a partir de una serie de acontecimientos: la grabación de las arias “Il mio tesoro” del Don Juan de Mozart y “El lamento de Federico” de L’ Artesiana de Francesco Cilea con la Orquesta Sinfónica Venezuela, dirigido por Primo Casale; la actuación como primer tenor en la zarzuela Los gavilanes, presentada en el Teatro Nacional de Caracas; sus estudios en Milán en el Mozarteum de Salzburgo; la participación en la zarzuela Cecilia Valdez; el debut en el bel canto en la temporada de ópera de Caracas (1963); la actuación en el Teatro Colón de Buenos Aires y en sus giras con las óperas Rigoleto, El amigo Fritz, El barbero de Sevilla, Carmen, Don Carlos, Lucía, Tosca, La Bohéme, El buque fantasma, Don Pascuale, entre otras. Llegó a dominar cabalmente un repertorio de 20 óperas y 6 zarzuelas.

Al final de sus días regresó al género popular, cuyo repertorio incluía canciones, boleros, tangos, vals
es, jotas, chotis, sones, danzones y hasta rancheras. Varios compositores venezolanos están en deuda con él, pues gracias a su voz se popularizaron obras de Aldemaro Romero, Conny Méndez, René Rojas, María Luisa Escobar y Chelique Sarabia, entre otros. Grabó más de 2.000 canciones recogidas en 200 discos, editados en diversos países.


El maestro José Ignacio Cabrujas le dedicó las palabras que siguen, las cuales
resumen lo que
realmente era nuestro personaje como cantante: “Ocurre que hay voces más allá de ellas mismas. Supongo que mucho más importante que cantar bien o mal, o mediano, mucho antes de caer en eso que solemos denominar un juicio crítico (¡y dudo que en la vida exista algo más expuesto a un juez, que un cantante!), una voz puede tener el privilegio de representarnos a todos. En casi, no se trata de cantar bien, qué se yo, un bolero o un aria de Donizetti, que en el fondo es lo mismo. Se trata de cantar bien a una gente, o dicho con el mejor egoísmo, se trata de cantarme a mí.” (…) “Ese es Alfredo Sadel”.

América (Estados Unidos, Perú, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Argentina, México, Ecuador, Costa Rica, Brasil, Panamá, Venezuela) se hizo insuficiente para sus p
resentaciones, por eso en estos años también se le verá en Alemania, Francia, Italia, Belgrado, Yugoslavia, Letonia, Bulgaria, Hungría, Suiza, España, la Unión Soviética y Siberia. En este ultimo país, como en otros tantos, se convirtió en el primer cantante lírico venezolano en visitarlo. El acercamiento a estos países lo obligó dominar otros idiomas, como el ruso, italiano, alemán, francés e inglés.

A pesar de sus permanentes giras de conciertos alrededor del mundo nunca se olvidó de Venezuela. Se cumplía así la sentencia que emitió José Balza en 1989 en rel
ación a él y la venezolanidad: “la voz de Alfredo Sadel esconde en su resonancia, en su versatilidad, el esplendor y lo deleznable del alma venezolana.”

En este sentido realizó varias giras en las cuales se presentaba principalmente en el
Teatro Nacional; promovió la fundación del Plan Nacional de la Ópera en Venezuela; organizó una gran temporada en la Universidad Central de Venezuela, que es llevada luego al interior del país; se presentó en el Hotel Tamanaco junto al maestro Aldemaro Romero; debutó en el Teatro Teresa Carreño junto a la Orquesta Sinfónica Venezuela con un repertorio de arias y dúos de óperas, el 15 de mayo de 1988; repitió en el Teresa con la intérprete argentina María Marta Serra Lima y el trío mexicano Los Panchos.

En cuanto a esta última aparición en público, realizada el 24 de mayo de 1989, Daniel Bendahan, en su obra Hispanoamérica en la música del siglo XX, nos cuenta: “…tenía totalmente agotadas las localidades para aquella memorable función (…). La atracción de la noche era otra presentación del famoso tenor venezolano, quien aquejado por la enfermedad que lo llevaría a la tumba, había abandonado su lecho de enfermo para acudir a la cita que tenía con su público. Con su proverbial profesionalismo y con su inolvidable voz, Sadel cumplió con creces el programa que se había impuesto y hasta hizo un bis para complacer a la audiencia, que le aplaudía de pie. Fue una función cargada de emociones, pues tanto el artista como el público comprendieron que se trataba de una despedida.” La muerte lo sorprendió en su ciudad natal, el 28 de junio de 1989.

Durante el año 199
9 se realizó en su memoria un homenaje en la Sala Ríos Reyna. En esta ocasión, la Orquesta Sinfónica Venezuela dirigida por Felipe Izcaray, junto a Ilan Chester, Francisco Pacheco, Elvia Sánchez (hija) y Vicente Hugo Morales lo recordaron a través de un programa con piezas del propio artista, de María Luisa Escobar y Gonzalo Curiel. Además, se efectuó la entrega del Premio Alfredo Sadel y la proyección del films Alfredo Sadel, aquel cantor.

Un año antes, la Alcaldía del Municipio Libertador y Fundapatrimonio, luego de un largo proceso de restauración, reinauguró el antiguo Teatro Guzmán Blanco con el nombre de Teatro Municipal de Caracas Alfredo Sadel.

Por su parte, en el Municipio Baruta se bautizó una plaza con su nombre, homenajeando a “la figura del más alto y extraordinario de los cantantes de Venezuela”, como un día lo llamó Luis Pastori.

¿Será suficiente esto para dar a conocer a nuestros contemporáneos el aporte que legó este personaje a la música y al arte en Venezuela y en el mundo?


Jesús Eloy Gutiérrez
Julio, 2008
Fotos: Archivo Centro Documental Teatro Teresa Carreño

4 comentarios:

Oscar dijo...

lo mas grande que dado nuestra patria como cantante tanto lirico como popular,ademas de haber sido un gran ser humano en el mas grande sentido,puedo atestiguarlo porque tuve la fortuna de conocerle personalmente fuera de nuestra patriay siempre le recordare como tal,al igual que mi familia,brille para ella luz eterna.

Anónimo dijo...

ӏf some one neеds exρеrt vіеw concerning runnіng а blοg then i гeсommend him/her to ρay a quiсk visit this ωebpage, Keеp up the fastіԁіоus jοb.


Here іs my ωebpagе: hcg injections

NELGRETTIACTIVO dijo...

EXCELENTE PAGINA LA ENCONTRE POR CASUALIDAD HOY.CONOCI A ALFREDO SADEL EN EL ALMACEN AMERICANO DE CARACAS YA INEXISTENTE.TENDRIA OCHO O DIEZ AÑOS DE EDAD ENTRE LOS AÑOS 1954-1956 Y ALFREDO SADEL QUIZA 29 O 31 AÑOS. OCASIONALMENTE VIAJABA A CARACAS DESDE PUERTO CABELLO EN DONDE RESIDIA EN LA CALLE PLAZA Nº 117 A PASOS DEL CONSULTORIO Y CASA DEL DR CARLOS PAEZ MAYA,CON MIS HERMANOS RICARDO BEATRIZ Y AMARILLIS MI PADRE JOSE TRINIDAD NEGRETTI CHAVEZ(+)CAPITAN DE LA MARINA MERCANTE(CAVN)MI ABUELA MATERNA CARMEN RITA PEREZ TRUJILLO DE GONZALEZ(+)Y CON MI TIA ESTHER MARGARITA GONZALEZ PEREZ DE LUCART(+)CASADA CON MANUEL LUCART SALAZAR(+)MIEMBRO DE LA RESISTENCIA CLANDESTINA CONTRA LA DICTADURA DEL GENERAL MARCOS PEREZ JIMENEZ.EN VACACIONES ME LLEVABAN CASA DE MIS PRIMOS Y TIOS EN SAN BERNARDINO A LA QUINTA LA GOYESCA Y DESPUES AL EDIFICIO LOS ERASOS CERCA DEL EDIFICIO DE LA SHELL,EL CENTRO MEDICO Y LA COMANDANCIA GENERAL DE LA MARINA O ARMADA.SADEL CANTO EN EL ALMACEN AMERICANO A CAPELLA UNA PIEZA PARA COMPLACER AL PUBLICO QUE LO RECONOCIO ENTRE LOS PRESENTES Y LO APLAUDIO LUEGO FIRMO AUTOGRAFOS.ESTO ME IMPRESIONO MUCHO.ME APOSIONE POR EL CANTO Y LA MUSICA.HOY SOY PRODUCTOR INDEPENDIENTE DE RADIO EN EL ESTADO BARINAS CON MAS DE 20 AÑOS ININTERRUMPIDOS PROMOVIENDO NUESTROS VALORES CULTURALES Y LOS DE LA HUMANIDAD EN GENERAL(CIENCIA ARTE LITERATURA HISTORIA)EN MI PROGRAMA NACIONALISTA METAFORA POR LA BARINESA 92.7FM DE BARINITAS.MI CORREO ES: nelgretti@gmail.com

NELGRETTIACTIVO dijo...

MI NOMBRE ES JOSE NELSON NEGRETTI GONZALEZ (NELGRETTIACTIVO) CONOCIDO COMO NELSON NEGRETTI AUTOR DEL COMENTARIO ANTERIOR REFERIDO A ALFREDO SADEL EN EL ALMACEN AMERICANO DE CARACAS.SI EL TIEMPO NO HA AFECTADO MI MEMORIA RECUERDO QUE ESE ALMACEN ERA MUY GRANDE Y VENDIA ROPA, ELECTRODOMESTICOS Y UTENSILIOS PARA COCINAR ENTRE OTRA GRAN VARIEDAD DE MERCANCIAS.RECIEN HABIAN INSTALADO UNA MAQUINA DE HELADOS CREMOSOS DELICIOSOS SERVIDOS EN CONOS GRANDES DE PAPEL ENCERADO RESISTENTE.YO ERA UN NIÑO DE PROVINCIA IMPRESIONADO POR LAS INNOVACIONES QUE HABIAN EN LA CAPITAL DE LA REPUBLICA.MI TIA MATERNA ZAYRA GONZALEZ PEREZ ESTUDIABA DERECHO EN LA UNIVERSIDAD CENTRAL Y ME INVITABA PARA CONCIERTOS MUSICALES Y OBRAS TEATRALES EN EL ANFITEATRO UNIVERSITARI.EN MI PUEBLO NATAL PUERTO CABELLO POR SER UN PUERTO MARITIMO QUE DESEMBARCABA IMPORTACIONES CONTRATADAS POR EL GOBIERNO Y COMERCIANTES VENEZOLANOS E INMIGRANTES DEDICADOS AL COMERCIO LLEGABA DIVERSIDAD DE BIENES MATERIALES INCLUIDOS INSTRUMENTOS MUSICALES FLAUTAS PIANOS CORNOS BAJOS GUITARRAS ETC VENDIDOS LUEGO POR ESOS COMERCIANTES REGIONALES A LOS CLIENTES QUIENES DISPONIAN DE MAYOR PODER ADQUISITIVO COMPARADOS AL RESTO DE LA POBLACION CON MUCHAS LIMITACIONES ECONOMICAS.PERO LA GRAN MAYORIA DE ESAS ENORMES IMPORTACIONES SOLO ESTARIAN DE TRANSITO EN ESE PUERTO RESGUARDADAS EN LAS BODEGAS DE LOS BARCOS FONDEADOS HASTA DURANTE DIAS A MAR ABIERTO.ES EL PUERTO MAS IMPORTANTE Y DE MAYOR VALOR ECONOMICO DE VENEZUELA POR SER EL DISTRIBUIDOR DE LOS REQUERIMIENTOS DE LAS PLANTAS INDUSTRIALES DE VALENCIA MARACAY Y OTRAS REGIONES DEL CENTRO DEL PAIS.CUANDO NACI EN 1946 EN ESTE,MI PUEBLO NATAL, SE FUNDO LA BASE DE LA ARMADA VENEZOLANA "AGUSTIN ARMARIO" HOY CUERPO INTEGRANTE DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL COMPONENTE MILITAR NACIONALISTA CONSTITUCIONALISTA Y DEMOCRATICO.RESPETUOSO DE LOS DERECHOS HUMANOS.