martes, 14 de agosto de 2007

Rios Reyna, Pedro Antonio (1905-1971)

Pedro Antonio Rios Reyna, maestro del pasado y del futuro

El 16 de noviembre de 1905, nace en Colón, estado Táchira quien sería el precursor del proyecto para la construcción de una sala de conciertos para la orquesta más antigua del país, culminando esta idea con una sala que lleva su nombre en el teatro más importante de Venezuela, el Teatro Teresa Carreño. Fue Fundador de la Orquesta Sinfónica Venezuela, del Ateneo de Caracas, el Cuarteto Ríos, la Orquesta de Cámara de la Universidad Central de Venezuela, la Orquesta Experimental de la Orquesta Sinfónica Venezuela y la Coral Filarmónica de Caracas; además promovió en la construcción de la Concha Acústica de Bello Monte.

Pedro Antonio Ríos Reyna se destacó en la ejecución del violín, instrumento que manejaba desde los seis años, edad en la que fue trasladado Caracas para mejorar su formación. En la ciudad recibe clases en la Escuela de Música y Declamación de Santa Capilla (hoy Escuela superior de Música “José Ángel Lamas”), destacándose entre sus profesores: José Lorenzo Llamozas, Vicente Emilio Sojo y Juan Bautista Plaza. Su primer concierto público como violinista lo realiza el 30 de junio de 1913 acompañado del pianista Andrés Delgado Pardo, homenajeando a Joaquín Silva Díaz, ejecutando la Marcha heroica de Tannhaùser y El poeta moribundo de Gottschalk, en el Teatro Municipal.


En noviembre de 1915 realiza un recital en el Royal Victoria Institudte de Puerto España (Trinidad). A su regreso realiza diversos recitales en Ciudad Bolívar y Caracas, destacándose su ejecución de los “aires gitanos” de Sarasate.

Ciertas dificultades se presentan luego de la muerte de su padre en 1917. Renuncia a una beca otorgada por el Conservatorio de Bruselas. Empieza a trabajar como músico para el cine mudo en el cine Princesa (luego Rialto) y fue contratado por el empresario Adolfo Bracale como violinista de la compañía de ópera. En 1922 forma parte de las filas de la Unión Filarmónica de Caracas, disuelta en 1929. En 1930 funda la Orquesta Sinfónica Venezuela junto a otros músicos, donde además forma parte de su junta directiva. Fue concertino de la orquesta durante treinta y tres años (después de la salida de Ascanio Negretti), además de dirigir la orquesta en diversas ocasiones.

En 1947, la OSV recibe su primera subvención del Estado. Vicente Emilio Sojo le encarga a Ríos Reyna que viajaría a Italia, la búsqueda y contrato de músicos para formar parte de la orquesta. Tres años más tarde es nombrado presidente de la misma, cargo que ejerce en dos oportunidades más, en la última ocasión es cuando lo sorprende la muerte, al ser arrollado por un vehículo de carga en Nueva York, el 13 de febrero de 1971, donde se encontraba realizando gestiones para la orquesta. Su deceso causó conmoción en el país; su ataúd fue colocado en capilla ardiente en el Teatro Municipal para rendirle un homenaje.


Una de las épocas más fructíferas de la Orquesta Sinfónica Venezuela, fue en la que presidió Pedro Antonio Ríos Reyna. Organizó las primeras giras al exterior (Perú, Colombia y Cuba) y en el interior del país se realizaron eventos como el Festival Latinoamericano de Música. Hubo un auge en programas de ópera con personalidades como Fedora Alemán y Eduardo Feo Calcaño, además de invitar a destacados solistas y directores de envergadura internacional, entre ellos Stravinsky, Desiré Dafauw (con quien el maestro estudia dirección en Canadá), Tomás Mayer, Claudio Arrau, entre otros.

A parte de sus ocupaciones con la OSV, Ríos Reyna funda el Cuarteto Ríos en 1931. Además crea los ciclos de conciertos dominicales en la Biblioteca Nacional y es nombrado inspector de bandas militares y profesor de la cátedra de violín de la Escuela Superior de Música. Fue pionero en utilizar la radio para promover la música académica; trabajó en YV-2BC “La voz del Ávila”, Radiodifusora Venezuela y Radiodifusora Nacional. De esta última fue durante catorce años director artístico, función que prosiguió en la Radio Nacional.

Pedro Antonio Ríos Reyna no pudo ver en vida lo que sería su mayor logro, la sede de la Orquesta Sinfónica Venezuela. En 1972 se inicia la ejecución de este proyecto por parte del gobierno nacional y el Centro Simón Bolívar, presidido entonces por Gustavo Rodríguez Amengual, quien fue alumno del maestro en su cátedra de violín. Once años más tarde nace el Complejo Cultural Teatro Teresa Carreño, cuya sala principal lo honra llevando su nombre: la sala Ríos Reyna, inaugurada el 19 de abril de 1983.


Si estas interesado en más información sobre este personaje puedes consultar la obra: "Siete Músicos Venezolanos" de Daniel Bendahan.


Fabiana Sans Arcílagos
Junio 2007

Fotos: Archivo Centro Documental Teatro Teresa Carreño